Páginas vistas en total

jueves, 19 de abril de 2012

Alguna música


U N   B O L E R O   M U Y   L E N T O



Corté para blanquear su boca
unos cantos de cal. De los brocales
en que asomé los ojos, cales
vivas volaron de la roca.

Para aflojar los duros brazos
busqué flores enteras que dejaron
cortarse en rojos mazos.

Mis manos sus manos dibujaron
hermosas. De abras
empinadas saqué la oscuridad
y el agua de su vista. La unidad
de sus huesos con plata repasé.

Y no rocé su oído porque sé
que de nada le han servido mis palabras.


© Sigfredo Ariel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario